Diagnóstico y tratamiento

Diagnóstico 

Para llegar al diagnóstico se requiere a menudo una combinación de antecedentes clínicos, pruebas de radiología (imágenes diagnósticas) y experiencia en la anatomopatología del sarcoma. Con recursos que van desde análisis molecular hasta técnicas innovadoras de diagnóstico por imágenes, el servicio de Sarcoma de Moffitt tiene una gran experiencia en el diagnóstico y el tratamiento de todas las formas de la enfermedad.

Tratamiento 

El sarcoma no es una sola enfermedad: hay más de 70 tipos. Los sarcomas son tumores poco comunes que se originan en el tejido conjuntivo. El tejido conjuntivo está compuesto por tejido adiposo (grasa), hueso, músculo, vasos sanguíneos, nervios y tejidos fibrosos.

Los sarcomas representan el 1 % de todos los cánceres del adulto y el 15 % de todos los cánceres sólidos del niño. Se dividen en dos grupos principales: los sarcomas óseos y los sarcomas de tejidos blandos. El tratamiento del sarcoma varía según el tipo y la ubicación del tumor, y según otros factores. Entre los tratamientos se cuentan:

  • Operación 
  • Uso de un sistema de orientación para la operación de tumores musculoesqueléticos 
  • Preservación de extremidades 
  • Preservación de extremidades en niños 
  • Quimioterapia 
  • Radioterapia 
  • Estudios clínicos 

La primera consulta 

El consultorio de sarcoma cuenta con un equipo de profesionales de muchas disciplinas: oncólogos médicos, cirujanos, oncólogos radioterápicos, asistentes médicos, coordinadores de estudios clínicos, trabajadores sociales y muchas otras personas que desempeñan labores de apoyo.

La primera vez que el paciente acude al consultorio de sarcoma lo recibe un representante de servicio al paciente para realizar el proceso de registro. Luego, uno de los asistentes médicos obtiene las constantes vitales, hace una lista de los medicamentos que el paciente toma y le hace a éste preguntas relacionadas con la atención médica. El paciente se reúne con su enfermero principal antes o después de ver al médico en el consultorio. El médico realiza una evaluación clínica completa y examina los resultados de radiología y los resultados de anatomopatología. Es posible que sea necesario realizar una biopsia en el consultorio y que se deban programar otras pruebas radiográficas.

Durante la reunión, el anatomopatólogo de sarcomas revisa las láminas de anatomía patológica del paciente. Asimismo, el radiólogo de sarcomas revisa las placas de radiología. Luego, el oncólogo médico, el cirujano y el oncólogo radioterápico del programa de Sarcoma determinan el diagnóstico y deciden el tratamiento.

Si desea más información, llame al 1-888-663-3488.