Tratamiento

Disponemos de distintos tipos de tratamientos para los enfermos de cáncer de la vejiga. Hay cuatro tipos de tratamiento de referencia:

Operación

Puede que se lleve a cabo una de las siguientes operaciones:
Resección transuretral (TUR, por sus siglas en inglés) con fulguración:Operación en la que se introduce un cistoscopio (un tubo delgado que tiene un sistema de iluminación) por la uretra hasta la vejiga. Luego se usa un instrumento que tiene un aro de alambre en el extremo para extirpar el cáncer o para quemar el tumor con una corriente eléctrica de mucha energía. Esto se conoce como fulguración.
Cistectomía radical: Operación para extirpar la vejiga y los ganglios linfáticos y órganos cercanos afectados por el cáncer. Se puede realizar cuando el cáncer de vejiga invade la pared muscular o cuando el cáncer superficial afecta a una buena parte de la vejiga. En los hombres, los órganos cercanos que se extirpan son la próstata y las vesículas seminales, mientras que en las mujeres se extirpan el útero, los ovarios y parte de la vagina. En ocasiones, cuando el cáncer se ha extendido fuera de la vejiga y no se puede extirpar del todo, se puede extirpar solo la vejiga para disminuir los síntomas urinarios ocasionados por el cáncer. Cuando es necesario extirpar la vejiga, el cirujano crea otra vía para eliminar la orina del cuerpo.
Cistectomía segmentaria: Operación en la que se extirpa parte de la vejiga. Se puede realizar en pacientes que tengan un tumor de escasa malignidad que haya invadido la pared de la vejiga pero se limite a una parte de este órgano. Dado que solo se extirpa una parte de la vejiga, los pacientes pueden orinar normalmente después de recuperarse de la operación.
Derivación urinaria: Operación para crear una nueva forma en que el cuerpo almacene y elimine la orina.

Incluso si el médico extirpa todo el cáncer que se puede ver en el momento de la operación, puede que algunos pacientes reciban quimioterapia después de la intervención para destruir todas las células cancerosas que queden. El tratamiento que se administra después de la operación para aumentar las probabilidades de curación se llama terapia complementaria.

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento en el que se usan rayos X que contienen grandes cantidades de energía u otros tipos de radiación para eliminar las células cancerosas o impedir que estas se multipliquen. Existen dos tipos de radioterapia. La radioterapia externa emplea una máquina que se encuentra fuera del cuerpo para enviar la radiación hacia el cáncer. La radioterapia interna usa una sustancia radioactiva sellada en agujas, semillas, alambres o catéteres que se colocan directamente en el cáncer o cerca de él. La forma en que se administra la radioterapia depende del tipo de cáncer y del estadio de la enfermedad.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento del cáncer en el que se usan fármacos para detener la proliferación de las células cancerosas, bien sea eliminándolas o impidiendo que se dividan. Cuando la quimioterapia se toma por la boca o se inyecta por una vena o un músculo, los fármacos pasan al torrente circulatorio y pueden llegar a las células cancerosas de todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se administra directamente en la columna vertebral, en un órgano o en una cavidad corporal tal como el abdomen, los fármacos principalmente afectan a las células cancerosas de esas zonas (quimioterapia regional). El cáncer de vejiga se puede tratar con quimioterapia intravesical o endovesical (dentro de la vejiga, con un tubo que se introduce por la uretra). La forma en que se administra la quimioterapia depende del tipo de cáncer y del estadio de la enfermedad.

Si desea más información sobre el tratamiento del cáncer de vejiga en Moffitt Cancer Center, llame al 1-888-663-3488. No se requiere remisión.